fitzrovia :: bibliofilia ::

polémicas [risas] manifiesto enlaces yambrientos home

 

fuera yo

:: d. i. ::

 

En la película el topo de Jodorovsky el protagonista después de un peregrinaje por el desierto en busca de la superación, gana y pierde para renacer convertido en un monje budista bañado por la caridad. Este proceso psíquico que permite liberarnos de las ataduras del yo ha servido también como referencia a otros escritores, como en el caso de Rimbaud al
formular su teoría del vidente en donde sentencia que "yo es otro", en Rimbaud esta posición antieclesial fue desarrollada a partir de textos cabalísticos, esotéricos y alquímicos que impregnaban la literatura de la época además de los textos budistas. Quién que piense en los vocablos de su nombre o en su identidad no ha sentido el peso de lo impuesto o no ha querido convertirse en otro agobiado por la rutina y el desgaste de la novedad.

El proceso es psíquico y corporal, desde los escritores que renuevan el lenguaje hasta los chamanes que devienen jaguar en medio de la jungla, o como en la practicas del walpurguis donde tras beber el vino del sabath el iniciado terminaba copulando en un trance alucinatorio con su opuesto sexual en las llamadas bodas negras y que Freud más tarde nombró
diciendo que el acto sexual depende decuatro; nosotros, nuestro opuesto, el otro y su opuesto.

No es un esfuerzo mental ni hacer como (el 90% de las enfermedades son psicosomáticas) ni ver con los ojos una realidad privilegiada que para los demás permanece oculta sino una percepción fuera de si, más allá de los límites físicos permitidos. Que es la psicomágia
si no una trampa a la identidad. Hay que encontrar canales, vías de escape, huir pero para buscar un arma. La clave puede estar en cualquier sitio, como cuando vemos el cuadro de lo trigales de Van Gogh, no lo vemos lo tocamos con los ojos. pero experimentar no es para cualquiera, como en un libro de Burroughs una idea tras o otra sin la anterior y un pánico como en los principios de la esquizofrenia.
Condenados a la pasividad, recuperar o no dejar perder la experiencia corporal es una lucha contra el yo y contra el exceso de importancia a lo personal, hay que abandonarce para renacer el cuerpo está en presente la mente en pasado o en futuro.


 



[volver al index]