yambria polémicas [risas]

polémicas [risas] manifiesto enlaces yambrientos versión imprimir home


“reflexiones sobre la marcha”


:: jorge garzón nuñez ::


Finalmente he vencido a la pereza y, tras innumerables peticiones por parte de tms, he decidido escribir unas líneas que no pretenden ser más que unas pinceladas sobre mis sentimientos y sensaciones en la manifestación (o marcha) de apoyo a las víctimas del terrorismo.
Los motivos de mi presencia en esa concentración no creo que tengan excesiva importancia, pero, por si acaso a alguien le interesan, allá van:
Fuera de opiniones políticas que, he de reconocerlo, no son muy favorables al gobierno actual; pienso que la reivindicación de las víctimas del terrorismo de que no se dialogue con ETA es justa. Han muerto casi mil personas en los últimos 30 años y muchas más han resultado heridas o han perdido a familiares. El consuelo que les queda, además del apoyo de los suyos, es, precisamente, que vivimos en un Estado de Derecho y que los criminales terminarán pagando por sus crímenes. Insinuar tan solo que estos asesinos confesos y sin ningún arrepentimiento por sus crímenes pudieran quedar en libertad fruto de un indulto y de una negociación se me hace muy difícil de aceptar; por lo que supongo que a una víctima se le remuevan las vísceras ante la sola mención de dicha posibilidad. He de añadir, aunque esto sólo es una opinión, que para mí igual de asesino es el que ejecuta el crimen que el que lo manda. Por lo que eso de liberar sólo a los presos que no tengan delitos de sangre también me parece un argumento abyecto.
El fundamento del Estado de Derecho es la separación de poderes y, me atrevería a decir, la garantía jurídica, la igualdad de todos ante la ley. El negociar, tal y como parece la intención del gobierno, la redención de penas de los terroristas de ETA supondría asumir que sus asesinatos han sido perdonados, no sólo eso, sino que incluso han sido útiles y necesarios para llegar a este punto, y que las reivindicaciones políticas de los terroristas les eximen de ser tratados como a cualquier otro criminal.
Por otro punto, si al final se cede al chantaje terrorista, ¿por qué haber esperado tanto? Puestos a ceder, ¿no hubiera sido más lógico ceder al principio y ahorrarnos todas esas familias destrozadas y todo ese sufrimiento?
He de apuntar que todas estas reflexiones puede que sobrepasen lo que el Gobierno ha indicado que piensa hacer. Tampoco me planteé el asistir a esa manifestación como una queja contra el gobierno, sino como una muestra de apoyo a las víctimas. Es cierto que el gobierno ha indicado que sólo negociará si se produce una “voluntad expresa” de abandonar las armas. Lo que indica que no se realizará ninguna negociación sin el abandono incondicional de las armas. Llegado ese punto, no habría nada que negociar.
Bueno, lo anterior no son más que sentimientos y reflexiones realizadas con las limitaciones que tiene uno, por lo que son totalmente criticables e incluso carentes de fundamento y equivocadas según la sensibilidad de las personas que lean estas líneas, pero son las que me impulsaron a ir a la manifestación.
Lamento que los párrafos anteriores puedan parecer algo embrollados, pero como ya he indicado, se mezclan emociones y sentimientos que hacen que a uno se le desborden las palabras. Cuando atacan los sentimientos, se esconde la capacidad de razonar.

continúa [1] [2]
[volver al index]
[polémicas anteriores]