perdido perro pequeño

polémicas [risas] manifiesto enlaces yambrientos versión imprimir home


demogracia


::Sr. Lancry ::

“ El año nuevo debería comenzar en Septiembre, ¿ que mejor forma de celebrar el fin del verano ?” Adolfo escribía esta cita en su ensayo El Nuevo Tiempo, su tono vigorosamente positivo obedecía a la temática del texto. Como evitar las depresiones, reorganizando el tiempo vital; así se leería en la contraportada del libro.

El sonido del timbre dejo a medias su siguiente frase, “los lunes serán mierc...”

Abrió molestamente la puerta.

-Policía Política abra.

Desde los tiempos de Franco, Adolfo no oía dos palabras seguidas más escalofriante que aquellas.

-Tenemos una pregunta que formularle.

Adolfo perplejo.

-Sibuenoqueadelanteenquepuedoayudarlesperopasen. Sin respirar.

Hemos sabido que en las pasadas elecciones europeas, usted no fue a votar, ¿ Es eso cierto?

Adolfo, perdió la vista de los agentes y empezó a escarbar, recuperando la memoria de ese domingo.
En silencio. “ Me levanté a las doce , ¿¿¿me hice unas tostadas??? Será que si, los domingos tocan, el vermú con lo chicos, la paella de los domingos, siesta y fútbol, al Ranieri habría que matarlo, mira que dejar a Aimar en el banquillo. ¿Fue el Lunes cuando me acordé que había que votar? SISISI, leyendo El Metro al Día.


-No creo en la democracia.
Sabía que era una respuesta infalible, ni derecho, ni obligación.
Una salida sin resquicios.

Los de la PP hicieron una cruz en el papel que portaban.

-Buenas Tardes.

Dos meses después, Adolfo rasgaba la solapa de una carta, en la ventanilla de plástico del sobre se podía leer Ora et Labora E.t.t.

“ Distinguido Sr.

Nos ponemos en contacto con Usía para convocarle al proceso de selección para el puesto de DICTADOR, según la empresa que a contratado nuestros servicios que prefiere mantener el anonimato,
Las pruebas de selección constaran de un Test Psicotécnico únicamente.

Atentamente.”

Adolfo, estudio minuciosamente la carta, arreó un puntapié a su gato, ya sentía como el poder desgastaba su conciencia. Apuntó la dirección en un papel y rompió la carta de un rasgazo.

No tenía nada por lo que preocuparse, esperaría sentado, sin levantar un libro, a que llegara el día del examen psicotécnico.

Que DICTADOR hace caso de los resultados de un Test.
El puesto era suyo.




[volver al index]

© ::Sr. Lancry :: yambria :: barcelona :: 2005