bibliofilia :: hombres de ciencia::

búsqueda manifiesto enlaces yambrientos versión imprimir home


sinestesia


:: iñigo de noriega ::

La sinestesia es un trastorno neurológico de los sentidos. Una persona sinestésica puede, por ejemplo, oír colores, ver sonidos, y saborear sensaciones táctiles. Es un efecto común de algunas drogas alucinógenas como el LSD o la mezcalina.

Dos de las efectos más comunes son el ver sonidos y ver letras y números con colores. Frecuentemente, hay correlación entre la tonalidad de los colores, tonos de sonidos e intensidades de gusto. Por ejemplo, un sinestésico puede ver un rojo más intenso según el tono del sonido sube, o una superficie más suave puede dar una sensación más dulce.

Como contrapartida, estas asociaciones pueden tener como resultados una memoria muy buena, sobre todo en recuerdos muy abstractos como números. “Me facilita acordarme de números de teléfonos, números de cuenta, fechas y el número pi. He estudiado Japonés desde hace unos años, y ahora los pictogramas japoneses también tienen colores para mí.” A veces citan sus sensaciones paralelas como ayuda: “sé que es un dos por que es blanco”. “Tenía un nombre azul: o Marta o Ana.” La ubicación espacial de los objetos también es recordada con exactitud. Tal vez relacionado con esto es su tendencia a preferir el orden, simetría y equilibrio.

La sinestesia puede ocurrir incluso cuando uno de los sentidos no ya funciona adecuadamente, una persona que ve colores cuando se habla puede seguir viendo los colores si se queda ciego más tarde en su vida.

La sinestesia suele ser unidireccional: para uno lo oído puede inducir a la vista (colores), pero lo visto no afecta a lo oído.

En todos los casos de sinestesia, las percepciones son espontáneas y duraderas. En un experimento se dio a sinestésicos y no sinestésicos una lista de letras, palabras y frases para que describieran el color o la forma que cada una evocaba. Una semana después, 37 por ciento de los no sinestésicos respondieron igual que la vez anterior, mientras que al año las asociaciones del 92 por ciento de los sinestésicos fueron iguales.

Suele repetirse en las familias, tiene un componente genético ligado al cromosoma X. Hay más mujeres sinestésicas, al igual que zurdos. Muchos sinestésicos no se dan cuenta de que sus habilidades son especiales hasta que se dan cuenta de que el resto de la gente no los tiene. “Un día le dije a mi padre que para hacer una R, tengo que escribir una P, y luego añadir una línea. Y me sorprendía el convertir una letra amarilla en naranja simplemente al añadir una línea.”



continúa [1] [2] [3] [4] [5]
[volver al index]