perdido perro pequeño

polémicas [risas] manifiesto enlaces yambrientos versión imprimir home


decides


::daniel pérez espinosa::


-¿Te gusta tu decisión?
La otra mujer le habla. Ella sonríe mientras juega en el patio interior con un balón grande, ligero, naranja, lanzándolo varios metros hacia arriba. Toca las ventanas cerradas del edificio y luego baja despacio. Ella contesta. Es exactamente igual que la otra mujer, pero rubia.
-Sí.
La otra mujer la mira, inexpresiva; no se mueve. Ella lanza el balón nuevamente hacia arriba y espera a que caiga. La otra mujer se marcha.
En el patio no se oye nada, sólo los pasos de la otra mujer. Todos duermen la siesta. Una franja de sol ilumina las pisos superiores. Los inferiores están en sombra. Es verano. Ella mira el balón y le da vueltas con las manos, observando toda la superficie. Sonríe alegre. Vuelve la otra mujer.
-¿Estás segura de que te gusta?
Ella no se vuelve hacia la otra mujer, sólo gira el balón. Después contesta sin dejar de girarlo.
-Sí.
La otra mujer mira hacia arriba. Todas las ventanas están cerradas. Hay muchas prendas blancas colgadas en los tendederos. No hay viento que las mueva. La otra mujer se agacha y levanta una trampilla de cemento gris en mitad del patio.
-Entonces, salta cuando quieras.
Se va.
Ella vuelve a lanzar el balón hacia lo alto. Toca una ventana al subir, y otra al bajar. Lo coge antes de que toque el suelo. Le quita una mancha de polvo. Después se gira y camina hacia la trampilla, sin dejar de sonreír. Llega hasta el borde, se agacha y mira dentro. Está muy profundo, totalmente negro. No ve el fondo. Le parece que huele mal. Deja el balón a un lado y se recoge la falda para saltar.


[volver al index]

© ::daniel pérez espinosa:: habla@yambria.org :: madrid:: 2005